Artículo

Habilidades que los managers deben fomentar en los colaboradores

Contenido

Añade aquí tu texto de cabecera

El entorno laboral presente requiere que los líderes desarrollen estrategias que contribuyan a acelerar los programas de upskilling y reskilling, para que sus colaboradores adquieran nuevas habilidades y renueven las que ya tienen.

 

Además, se requiere que lideren la implementación de estas estrategias de la mano de los responsables de los departamentos de Recursos Humanos.

Para llevar a buen puerto esta importante labor, la clave está en que los líderes comprendan la importancia del desarrollo y aprendizaje que deben adquirir los colaboradores para que puedan alcanzar los objetivos individuales, de equipo, de negocio.

En este contexto, los equipos deben tener la capacidad de cubrir las habilidades que el negocio requiere para asegurar su estabilidad y crecimiento, al mismo tiempo que detectan los gaps de conocimiento y habilidades.

Por ello, tanto los managers como las áreas de RH se encuentran ante el reto de trabajar en sus propias habilidades para mejorarlas, porque son ellos quienes deben ayudar a los profesionales a identificar su potencial, sus áreas de oportunidad, y, principalmente, a desarrollar capacidades como:

  1. Pensamiento crítico, habilidad que se debe desarrollar en todos los integrantes de los equipos de trabajo. En un mundo donde la digitalización y automatización de procesos es cada vez más común, el pensamiento crítico y la resolución de problemas complejos es una ventaja competitiva y de gran el valor añadido que todo profesional debe procurar poseer.
  2. Autoaprendizaje, el aprendizaje activo es una habilidad que los colaboradores necesitan desarrollar con el objetivo de adquirir nuevos conocimientos, que les permitan seguir avanzando y creciendo continuamente en el campo laboral.
  3. Autogestión, las personas deben enfocarse en fomentar su automotivación y resiliencia, así como en controlar su estrés, áreas clave que requieren especial atención para mantener un adecuado bienestar emocional y salud mental.
  4. Adquirir capacidades comerciales, como la gestión de proyectos, gestión de clientes y ventas, ya que cada vez son más consideradas un gran complemento, independientemente del puesto del profesional.

Además, las personas deben mostrar cada vez más disponibilidad para adquirir habilidades de relacionamiento, como liderazgo, comunicación, colaboración y gestión del tiempo, que les posibilitarán desempeñarse en sus funciones con mayor efectividad, razón por la cual es muy importante tener claro que hoy en día ya no es suficiente con que las personas solo se enfoquen en adquirir y desarrollar habilidades que apuntan a lo técnico y a la experiencia.

Por ello, los líderes requieren preparar a la organización para el presente y el futuro, basando sus estrategias en encontrar salida al desafío de crear una cultura organizacional que identifique, incremente y explote al máximo las habilidades de los empleados, fomentando contextos que optimicen las capacidades de sus equipos y les ayude a replantearse y conectarse con la importancia de su trabajo, y a comprometerse con el cumplimiento de sus tareas.

¡Comparte este artículo!

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Recomendados

8 prioridades de los CEOs para el 2024

Los directores ejecutivos no preocupan solo se preocupan por el crecimiento de la organización, también por el impulso del talento, el cambio climático y los programas geopolíticas que pueden afectar a la compañía.

Leer Más >>